jueves, 9 de agosto de 2012

Why do I daydream?

Hace más 6 meses  que me compré una guitarra. Sinceramente no sabía porque, nunca había tocado más que la batería tímidamente ya que simplemente era el segundo de mi hermano que si tenía talento para eso.

La cuestión es que en puro proceso de aprendizaje se me rompe el jak (la ficha que conecta la guitarra al cable que a su vez conecta al amplificador). Esto hacía que cada vez que intentara tocar un acorde saliera una distorsión insoportable. El profe de guitarra me dijo tenía que arreglarla si quería seguir yendo a clases, por eso decide darme un telèfono de un luthier amigo para que me lo arregle.

Realmente me sentía con una suerte de mierda, justo se había pasado la garantía de 6 meses por una semana y sentía que el lugar adonde iba a ir a que me lo arreglen me iban a estafar, aunque  ellos tuviera empatía con el profesor.

Llego a la dirección y veo un portón enorme con un cartelito que decía "golpear fuerte no anda el timbre", tal vez en vano porque ni siquiera había rastros de que hubiera existido alguna vez un timbre en ese lugar. Golpeo la chapa que recubre el portón y me atiende un flaco con un mameluco con tupida barba, me estrecha la mano fuertemente y me grita "Walter!".

Walter es mi hermano, suelen confundirnos por lo físico pero somos totalmente diferentes en forma de ser. Mientras que él es un tipo "buena onda" yo me destaco más por mi parquedad. Al toque el flaco se da cuenta de su error y me pide disculpas "Ah! vos sos el que me dijo Agus que ibas a venir a arreglar la guitarra, pasá, pasá!"

Entro y me ataca la curiosidad al ver el lugar, un taller desvencijado con elementos para trabajos de artista de plástica e instrumentos muy viejos como un antiguo hammond  El flaco agarra mi guitarra, la conecta y toca una parte de un tema de Spinetta perfectamente, le pregunto si sabe tocar y me dice "poco y nada, pero bueno, estoy en la música vos sabrás como es esto" por dentro me preguntaba de qué carajo estaba hablando.

Mientras él veía el desperfecto y me daba tranquilidad diciéndome "ésto es una boludez, no te preocupes" divisé un patio donde había un grupo de personas cantando alrededor de un tacho enorme que estaba prendido fuego para darles calor.

"Esto es un reducto hippie" pensé y decidí hacerle un par de preguntas al luthier.

Entre las preguntas que le hice supo decirme que hace esto hace años, que estudió plástica y que da clases en escuelas públicas. También me contó que este lugar donde vive iba a ser desalojado prontamente pero jamás lo noté preocupado al respecto.

"Estoy cumpliendo mi sueño" me repetía sin cesar. "Nadie vivo del aire y todo me cuesta, de hecho ahora me voy a vivir a un lugar más chico pero todo bien, puedo seguir haciendo esto que es lo que amo y para colmo estoy con mi mujer y nos apoyamos mutuamente."

Me hizo un clic la cabeza. Me puse a pensar de todo el esfuerzo que hice éstos últimos 4 meses en la facultad, en los trabajos y en la escritura. Me puse a pensar en mis compañeros de laburo, en su mayoría divorciados y con hijos relegando sus sueños para un futuro diferente que quizás nunca llegue.

Dónde me puedo ubicar? Dónde nos ubicamos todos? Realmente hacemos un esfuerzo claro para cumplir nuestros sueños o son solo eso? A veces siento que mi familia  se convierte en un lastre que me pesa, me pasa lo mismo con el alquiler, con las sonrisas falsas para lidiar con los laburos. A la vez me echo la culpa por no haber hecho ciertas cosas antes, cuando podía haber mandado a más de uno a la mierda y empezar a preocuparme más en mi, pero a la larga las culpas son excusas que no nos permiten progresar.

Hoy lucho para que una editorial me de pelota, para tener mi lugar propio y poder dejar algo de arte en mi y en otros disculpen si suena pretencioso. Lucho por terminar mi libro.

Pero si a los sueños los equilibramos con las ambiciones acaso no pueden llegar a hacerlos realidad?

Al parecer al luthier sus sacrificios no le parecieron en vano, más allá de vivir con la incertidumbre del día de mañana, cuestiones que muchos no les preocupa porque tienen una seguridad orquestada por cumplir las mínimas reglas de subsistencia.

Por qué sueño despierto? Porque es la mejor forma de soñar y es la mejor forma de dar el puntapié definitivo a ser a regañadientes un poco más feliz por cosas un poco más trascendentales.


Voy a dejar el blog por un tiempo, quiero formatear el cerebro un cacho y meterme de lleno en otras cuestiones.

Nos vemos





3 comentarios:

Ensalada de yo dijo...

En distintas etapas de mi vida me cuestione eso... cuan lejos me voy de lo importante, cuanto me engaño de que lo que estoy haciendo es lo que quiero. En esas situaciones corrijo sobre la marcha, pero nunca me anime a sincerarme del todo, el miedo a no hacer "lo que hay que hacer" siempre fue mas fuerte.

Salvaguardate dijo...

Te felicito mr. Me emociono tu relato. Pura esperanza.

Anónimo dijo...

Y como va el libro?

No te hace falta editorial, te parasitan, no sirven de nada, editate vos mismo. A darles por culo.

Por que te dicen Mr.?

 
Seguir a @Twistmask